julio 17, 2024
  • Continuaremos trabajando por el bienestar de nuestros niños y la tranquilidad de sus familias, indicó la presidenta del SEDIF.

Construir un Baja California Sur próspero y exitoso es una tarea que debe ejecutarse todos los días, con acciones que coadyuven al desarrollo integral de los ciudadanos para que estos a su vez alcancen su máximo potencial, por ello, la salud es un tema preponderante para alcance de este objetivo, ya que una sociedad sana, es más fuerte y tiene mayores posibilidades de lograr el triunfo, puntualizó la presidenta del Sistema Estatal DIF, María Helena Hernández de Covarrubias, al encabezar la 4ta Jornada de Cirugías Pediátricas de Corazón.

Hernández de Covarrubias indicó que el gobierno que dirige Marcos Covarrubias Villaseñor, seguirá encaminando esfuerzos y recursos para el sector salud, pues insistió, la actual administración tiene claro, que contar con un estado físico optimo, es esencial para que todos los sudcalifornianos tengan una vida plena y disfruten de sus familias ampliamente.

En ese sentido destacó que gracias a este continuo interés y respaldo que el mandatario estatal manifiesta, han sido posibles muchos logros en materia de salud pública, como la reciente acreditación del área de oncología infantil, los múltiples equipamientos que se han otorgado al Hospital General Juan María de Salvatierra y muchas otras obras más, así como estas cirugías de corazón, la cuales dijo, además de salvarle la vida a los pequeñitos, brindan paz y tranquilidad a las familias de estos chiquitines.

Informó que en esta ocasión han sido un total de once intervenciones las que se han realizado a niños de diferentes zonas del estado, por lo que a la fecha y gracias a todas las jornadas que se han efectuado 44 menores y sus padres se encuentran disfrutando de una vida normal con todo un futuro por delante.

La presidenta agradeció a los Cabos Children’s Foundation, Corazón de Niño A.C. y a Children’s Hospital & Medical Center, por todo el apoyo brindado y por su valiosa colaboración en la noble tarea de darles salud, amor y esperanza a estos pequeñitos y sus padres.

Por último Hernández de Covarrubias reiteró su compromiso de trabajar en favor de la sociedad sudcaliforniana, aseverando que el SEDIF continuara laborando con el mismo entusiasmo y voluntad con la que inició desde el primer día.

About The Author