abril 16, 2024

Los accidentes viales en Baja California Sur ya son la primera causa de muerte entre los niños de 5 a 9 años y los adultos de 20 a 44 años, así como la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 10 a 19 años, aseguró la Jefa del Departamento de Formación y Desarrollo del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), licenciada Gabriela Esquivel Márquez.

Al impartir en La Paz el Curso de Capacitación para Promotores de Seguridad Vial, manifestó que la principal causa de los accidentes viales está relacionada con la velocidad y el alcohol, por lo cual agregó que para enfrentar esta problemática, es necesario concientizar a la población sobre las consecuencias de un accidente vial, así como actualizar y aplicar realmente los reglamentos de tránsito.

Manifestó que a nivel nacional, los accidentes viales son la octava causa de muerte, de diez que se tienen consideradas y que afortunadamente Baja California Sur no se encuentra dentro de los diez primeros lugares, sin embargo dijo que a nivel local, la situación si se torna crítica y es necesario tomar medidas al respecto.

“Se necesita hacer conciencia de las consecuencias que puede acarrear un accidente vial, pero desafortunadamente la gente está tan acostumbrada a verlos, que se vuelven algo común y solamente cuando les sucede, es cuando se toma conciencia de los alcances que tiene”, agregó Esquivel Márquez.

Destacó que corresponde a cada ciudadano, cuidarse de no sufrir algún percance automovilístico, pues se ha comprobado que de cada diez accidentes, nueve pudieron haberse evitado y que la mayoría de ellos fueron ocasionados por no respetarse los límites de velocidad, asociado al alcohol y otras sustancias, así como algunas factores como el uso del teléfono celular mientras se maneja, la falta de cinturón de seguridad y el no llevar silla para bebés.

Destacó que además de la pérdida de vidas, que de por sí es algo que pega muy fuerte en el ánimo de las familias, un accidente vial también genera consecuencias socieconómicas, porque si la persona fallece, generalmente se pierde una fuente de ingreso y si queda lesionada, se tienen que hacer fuertes gastos en tratamientos y lo mismo pasa si queda con alguna discapacidad y todo esto puede llevar a la desintegración familiar.

Manifestó que en ocasiones se culpa de los accidentes automovilísticos al mal estado de las vialidades y los animales que se atraviesan repentinamente, sin remarcó que si se respetan los límites de velocidad y se está atento a la conducción, cualquier obstáculo de este tipo puede ser superado.

El curso de capacitación es organizado por la CONAPRA, en coordinación con el Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes (COEPRA) y está dirigido a promotores de la salud, personal del programa Prospera y de Seguridad Pública de los cinco municipios, con el fin de que puedan replicar estos conocimientos, entre el personal de sus respectivas áreas.

About The Author