Compartir
Envia a un amigo
Descargar pdf

Alberto Esaú Vargas Hernández sigue comprometido consigo mismo y no pierde la esperanza de competir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, para lo cual sigue entrenando bajo las condiciones que la pandemia permite, para lograr la marca en la prueba de lanzamiento de disco que exige la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, para ser parte del representativo azteca en la competencia mundial.

 

Vargas Hernández señaló que han sido muchas las complicaciones que ha tenido que enfrentar durante el último año, al no tener un lugar adecuado para realizar sus entrenamientos debido al cierre de instalaciones y la cancelación de las competencias, sin embargo, confió que a finales de este mes ya pueda regresar a los eventos para antes de junio tener la marca de 60 metros que requiere para ir a los Juegos Olímpicos.

 

Esaú Vargas mencionó que por ahora está entrenando en el municipio de Los Cabos siguiendo el programa del entrenador Rolando Romero Alejo, contemplando la posibilidad de hacer una gira por Centroamérica para tener fogueo internacional y cerrar con el Campeonato Nacional de Primera Fuerza que se realizará en la Ciudad de México, evento que está considerado como la última oportunidad para clasificar a Tokio 2020.

 

En ese sentido, el deportista comundeño dijo que hasta el momento se ha enfocado a fortalecer la fuerza, velocidad y flexibilidad, para lograr tener el mismo nivel que tenía el año pasado antes de que se decretara la pandemia del COVID19, para cuando se llegue el momento de competir estar en posibilidades de conseguir un buen resultado y por ende, ir en busca de la marca para los Juegos Olímpicos.

 

El atleta comundeño busca ser el segundo deportista de la disciplina de atletismo en estar en una pista olímpica, luego de que Gerardo Eugenio Martínez Dibene lo hiciera en Beijing 2008, donde compitió en la prueba de salto de altura teniendo como su mejor marca 2.30 metros que también fue récord nacional.



Image

Image