junio 22, 2024

Al menos cinco personas resultaron heridas durante los disturbios ocurridos después de la marcha del primero de diciembre. Además, un grupo de anarquistas lanzó bombas molotov contra sucursales bancarias y atacó a alrededor de 30 establecimientos al término del mitin que los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa realizaron en el Ángel de la Independencia.

Minutos antes de que concluyera el mitin, los grupos de anarquistas se retiraron del lugar por la calle de Florencia, donde comenzaron a atacar las sucursales bancarias y a lanzar las bombas molotov contra otros establecimientos que se encuentran en esa calle y hasta Avenida Chapultepec. Ahí cerraron la circulación durante un minuto y luego decidieron regresar hacia el Ángel de la Independencia.

En tanto, la gente que se retiraba de la marcha tuvo que regresar al Ángel, puesto que los anarquistas regresaron y comenzaron a atacar algunos establecimientos, especialmente en el centro comercial Reforma 222, donde rompieron vidrios e incendiaron un letrero.

En respuesta, policías granaderos entraron por la calle de Berlín hacia Paseo de la Reforma para controlar los disturbios y aislar a los presuntos anarquistas.

Luego de unos minutos, la policía cercó a varios grupos de manifestantes, lo que ocasionó que personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hiciera una cadena humana para proteger a las personas que fueron encapsulados.

A la altura del Senado, policías capitalinos y federales realizaron un cerco junto al Senado, lo que ocasionó algunos enfrentamientos entre policías y manifestantes, mientras que policías federales detenían “a todas las personas que corrieran”, por lo que se reportaron al menos cinco detenidos, tres de los cuales fueron liberados después de recibir una golpiza de los policías.

Luego de unos minutos, los manifestantes avanzaron sobre Reforma en dirección a Bucareli, al tiempo que los policías formaron una valla en ambos lados de la avenida, donde también se ubicó personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y paramédicos de la brigada Marabunta.

Al llegar a Bucareli, los policías impidieron el paso de manifestantes a la avenida Juárez con el objetivo de disolver el contingente.

Minutos más tarde, los granaderos deshicieron el cerco para permitir el tránsito vehicular, mientras que personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos formó una valla hacia la estación del Metro Hidalgo para permitir que grupos de 20 personas se fueran del lugar bajo la supervisión de policías del Metro y de la CNDH.

Las autoridades informaron que, al término del mitin en el Ángel de la Independencia, un grupo de personas encapuchadas ocasionó daños en siete sucursales bancarias y en cuatro establecimientos mercantiles, por lo que tres hombres fueron presentados ante el Ministerio Público para poder deslindar responsabilidades.

About The Author