abril 17, 2024

El ex Presidente Felipe Calderón fustigó ayer «las omisiones» en que sobre seguridad incurrieron varios Gobiernos estatales durante su sexenio.

Durante una reunión con diputados locales de su partido, al abordar el tema de la seguridad pública, el ex Mandatario trajo a escena la figura del ex Gobernador guerrerense Ángel Aguirre, quien en un evento en Palacio Nacional dijo que no era posible que en México se aspirara a tener una policía como la de Suiza.

De acuerdo con panistas que asistieron al encuentro, Calderón reprochó la resistencia que enfrentó cuando intentaba impulsar medidas para contener el crimen organizado.

«En aquellos casos donde los Gobiernos cooperaron, como fue el caso de nuestro querido (José Guadalupe) Osuna, Gobernador en Baja California, el sistema funcionó y la criminalidad se redujo, a diferencia de Michoacán o Guerrero, por ejemplo, donde los problemas no se resolvieron», sostuvo.

Un día después de que el Presidente Enrique Peña Nieto anunciara un decálogo en materia de seguridad, justicia y combate a la corrupción, Calderón citó las palabras que expresó el 31 de octubre de 2011, en una sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública: «No hay posibilidad de reducir los índices de criminalidad en México si no hay policía confiable».

Ayer recordó que «un grupo de Gobernadores buscaban relajar los controles de confianza y evitar la destitución de los policías que no los pudieran aprobar».

Calderón también reivindicó la política económica que mantuvo la estabilidad durante su Gobierno, y la contrastó con el escaso crecimiento del PIB en la Administración de Peña Nieto.

La imagen perdida Ante los legisladores locales, advirtió que si el PAN quiere recuperar la confianza del pueblo, debe recobrar «la imagen perdida de ser el partido de la honestidad».

Desde que dejó la Presidencia, el 30 de noviembre de 2012, Calderón regresó ayer a la sede del blanquiazul. Sin hacer mención expresa de la práctica de los moches en que han incurrido algunos diputados panistas, sugirió a sus correligionarios asumir una actitud de absoluta intransigencia ante actos de dudosa honorabilidad.

«Yo les doy un consejo que a base de tropiezos y de dolores de cabeza aprendí con el tiempo: si como diputado tienes la duda de que algo esté correcto o no, delibéralo bajo criterios éticos y si la duda persiste es mejor no hacerlo. Sólo así ocuparemos el referente de honestidad que nos corresponde», aconsejó.

En la inauguración del encuentro, el ex Mandatario estuvo al lado del dirigente nacional panista Ricardo Anaya, quien también acompañó a Gustavo Madero, cuando el michoacano ya se había retirado.

About The Author