abril 22, 2024

El español Enrique Iglesias y los cubanos Descemer Bueno y Gente de Zona reinaron en la decimoquinta edición de los GrammyLatino con su tema «Bailando», que se llevó los premios a la canción del año, a la mejor interpretación urbana y a la mejor canción urbana.

El trío vencedor no pudo asistir a la ceremonia celebrada en el Grand Garden Arena del hotel MGM, en Las Vegas (Nevada), al encontrarse de gira en París, pero la gala se despidió con imágenes de su reciente concierto en Madrid.

Quienes sí se hicieron ver y notar fueron los puertorriqueños Calle 13, que cosecharon dos gramófonos dorados, el mismo número que el colombiano Carlos Vives, el uruguayo Jorge Drexler y el español Paco de Lucía.

Residente, líder de Calle 13, protagonizó la primera imagen potente de la velada exhibiendo una camiseta en la que se podía leer: «Ayotzinapa. Faltan 43», un mensaje que quiso trasladar a los espectadores tras recibir, según confesó, presiones por parte de la organización para que no llevara a cabo un discurso político en antena.

«Siento que conectó con muchos televidentes y eso era lo fundamental», manifestó. Calle 13 se alzó con el galardón de mejor álbum de música urbana con «Multiviral» y mejor canción alternativa por «El Aguante».

Vives, que puso su nombre a las estatuillas de mejor álbum tropical contemporáneo («Más corazón profundo») y mejor canción tropical («Cuando nos volvamos a encontrar»), confesó que le produjo una gran alegría cantar en la ceremonia el tema «El mar de tus ojos», junto a sus compatriotas Chocquibtown.

Por su parte Drexler, además de vencer en el campo de mejor álbum de cantautor («Bailando en la Cueva»), sorprendió al llevarse el de grabación del año (junto a Ana Tijoux por «Universos paralelos»), un galardón que dedicó a su difunto abuelo, que vivió los últimos 30 años de su vida en Colombia, donde se grabó ese trabajo.

La ceremonia, de más de tres horas de duración y presentada por Eugenio Derbez y Jacqueline Bracamontes, fue interrumpida al comienzo por el esperado discurso del presidente de EE.UU., Barack Obama, sobre su paquete de medidas en inmigración, que regulariza a más de 5 millones de indocumentados, la mayoría de ellos latinoamericanos.

La gala contó con las actuaciones de Calle 13 («El Aguante»), Camila y Ricky Martin («Perdón»), J Balvin («Ay Vamos»), Pepe Aguilar y Miguel Bosé («Siempre en mi mente»), Mariana Vega («De tu voz»), Carlos Vives y Marc Anthony («Cuando nos volvamos a encontrar»), Wisin, Pitbull y Chris Brown («Control») y Rubén Blades con Carlos Franzetti («Pedro Navaja»).

También aparecieron Pablo Alborán con Jesse&Joy («Donde está el amor»), Yandel («Plakito»), La Original Banda El Limón de Salvador Lizárraga («No me dolió»), Marc Anthony con Magic («Cruel/Rude»), Ricky Martin («Adiós»), Santana con Pitbull («Oye cómo va») y Juanes («Me enamoré de ti»), entre otros.

«Elypse», de Camila, se llevó el de mejor álbum vocal pop contemporáneo; la venezolana Mariana Vega fue nombrada mejor nuevo artista; Juanes triunfó con «Loco de amor» como mejor álbum de pop-rock y Marc Anthony se impuso con «3.0» al mejor álbum de salsa.

Asimismo, «Cuando no estás», del argentino Andrés Calamaro, consiguió el galardón de mejor canción de rock, y sus compatriotas de Babasónicos obtuvieron el premio de mejor álbum de música alternativa con «Romantisísmico».

Por último, Conjunto Primavera ganó el premio de mejor álbum de música norteña con «Amor Amor»; Jimmy González y Grupo Mazz se llevaron el de mejor álbum de música tejana («Forever Mazz») y el «De mil amores» de Marco Antonio Solís se alzó con la estatuilla a la mejor canción regional mexicana.

About The Author