abril 24, 2024
  • Tras reunirse con empresarios líderes en el ramo de la construcción, el líder sindical urgió el apoyo del Congreso

 

  • Además de perderse una importante inversión, se limitarían el acceso a los nuevos créditos hipotecarios para los servidores públicos

 

Una pérdida aproximada de 275 millones de pesos registraría Baja California Sur en caso de que no se agilice la aplicación de reformas al código civil del estado que son necesarias para que se aplique en nuestra entidad el programa “Nuevo FOVISSSTE en pesos” que el pasado mes de septiembre lanzó el Gobierno Federal.

 

Así lo indicó el dirigente estatal del Sindicato de Burócrata, Maximino Iglesias Caro al reunirse este día con el líder de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda en la entidad -CANADEVI- Moisés Pérez Correa y con el empresario Carlos Estrada Talamantes para conocer la propuesta que los constructores han formulado al Congreso del Estado para solucionar esa situación.

 

Iglesias Caro dijo que el tema es preocupante no solo por la importante derrama económica que en el rubro de la construcción perdería el estado, sino por la limitante que la situación impone a los servidores públicos del estado para ejercer un nuevo modelo de crédito hipotecario establecido por el FOVISSSTE que en diversos aspectos puede resultar más atractivo que los esquemas tradicionales.

 

Abundó que una de las grandes ventajas de este nuevo modelo hipotecario del FOVISSSTE es que no está sometido al sorteo anual de vivienda que organiza la institución federal, sino que la asignación de créditos es directa siempre y cuando se cubran los requisitos para tal efecto. En el caso de Baja California Sur dijo que para 2014 se autorizaron 500 préstamos de este tipo, pero no pueden ser ejercidos por la falta de reformas al marco estatal.

 

Estableció que de acuerdo al promedio de monto que alcanzaría cada uno de esos créditos del “Nuevo FOVISSSTE en pesos”, Baja California Sur estaría dejando de aplicar 275 millones de pesos en el desarrollo de viviendas, situación que va en detrimento de la economía local.

 

Agregó que la pérdida de inversión – a través de este esquema hipotecario- podría agravarse en caso de que persistiera la falta de reformas al código civil del estado, ya que para 2015 se espera que el FOVISSSTE incremente el número de préstamos por asignar a Baja California Sur, pero se requiere de manera apremiante que en el Congreso del Estado tomen cartas en el asunto.

 

Maximino Iglesias Caro recordó finalmente que la legislación vigente en el estado NO permite ceder o transferir los derechos de un crédito a otra entidad financiera y con ello se impide la aplicación en Baja California Sur del “Nuevo FOVISSSTE en pesos” que se allega de recursos mediante la venta de pasivos que las hipotecarias autorizadas por el Gobierno Federal hacen en la bolsa de valores.

 

About The Author