abril 22, 2024

El Secretario de Salud del Estado, doctor Virgilio Jiménez Patiño, manifestó que una intensa campaña de fumigación y control larvario, así como la participación ciudadana, han permitido contener el brote de dengue que se presentó a raíz de las lluvias de temporada, que ocurrieron entre julio y septiembre

El titular de Salud en la entidad dijo, que ahora es necesario mantener la misma intensidad en las acciones de fumigación, control larvario y participación social, para evitar un nuevo repunte, pues recordó que el dengue ya no es temporal, sino permanente y puede presentarse tanto en temporada de calor como en la de frío.

Durante una rueda de prensa ofrecida este martes al medio día, dijo que en ese sentido, ahora lo más importante será que la población se siga sumando a los esfuerzos para disminuir los criaderos de moscos en los domicilios, en tanto que se mantiene la fumigación con equipos pesados y motomochilas, así como la eliminación de criaderos de en los patios y la aplicación de Abate.

Manifestó que en los últimos ocho días, se han registrado 395 nuevos casos de dengue, de los cuales, 257 se han presentado en La Paz, 84 en Los Cabos, 18 en Comondú, 23 en Loreto y 13 en Mulegé.

En total acumulado en lo que va del año es de 2 mil 680 casos, de los cuales mil 850 corresponden a La Paz, 370 a Comondú, 315 a Los Cabos, 76 a Mulegé y 69 a Loreto.

Recordó que todos estos casos, son los registrados en la plataforma en línea del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, la única instancia que tiene el registro oficial, de todos los padecimientos epidemiológicos que ocurren en el país.

El doctor Jiménez Patiño apuntó que afortunadamente en Baja California Sur no se han registrado fallecimientos a causa del dengue y agregó que mientras exista la enfermedad, las autoridades de salud mantendrán las acciones de fumigación y control larvario, así como el llamado a la población para que limpien sus patios.

Reconoció el respaldo recibido por parte de la federación, el estado y algunos estados, como Jalisco, Guerrero, Nayarit, Baja California, Hidalgo, Guanajuato y Estado de México, ya que gracias a su colaboración, fue posible establecer una estrategia especial para atender la salud de los sudcalifornianos, luego del paso del huracán “Odile”.

About The Author