Compartir
Envia a un amigo
Descargar pdf
  • La presencialidad escolar es lo más adecuado

para superar el rezago en el aprendizaje

 

La Secretaría de Educación Pública informa que en el regreso a clases presenciales participaron 40 mil alumnas y alumnos de casi 600 planteles de educación básica, es decir, jardines de niños, primarias y secundarias públicas y privadas que operan en Baja California Sur.

 

En total, son 848 las instituciones que pertenecen a dicho nivel básico, por lo que la dependencia indicó que el retorno a las aulas se llevó a cabo el lunes 14 de febrero sin contratiempos en los cinco municipios de la entidad, con la excepción de La Paz, donde, a causa del humo generado por el incendio del relleno sanitario y de una central eléctrica, se suspendieron labores en los planteles ubicados en el sector oriente de la capital sudcaliforniana.

 

Se espera que durante la presente semana se incorpore la mayoría de los planteles manteniendo un estricto apego a los protocolos sanitarios, con la tarea prioritaria de ayudar a las alumnas y alumnos a superar el rezago educativo que generó el confinamiento por la pandemia de covid-19.

 

Esto sólo es posible con el apoyo de los docentes y de las madres, padres de familia y tutores, quienes desde sus hogares aplican el primer filtro sanitario al revisar a sus hijas e hijos antes de enviarlos a la escuela, pero en caso de que presenten alta temperatura o algún otro síntoma de enfermedad los resguardan en casa.

 

Además de los aprendizajes académicos y de su formación social y emocional, los centros escolares son los espacios más apropiados para que las niñas, niños, adolescentes y jóvenes conozcan de una manera práctica las medidas preventivas de covid-19, que podrán aplicar en su escuela y en todas sus actividades cotidianas.

 

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) sostiene que el regreso a las aulas favorece la igualdad de oportunidades y la motivación para seguir aprendiendo, especialmente entre las y los estudiantes que padecen mayores limitaciones por pobreza, falta de conectividad y acompañamiento en el hogar.



Image

Image