julio 17, 2024

El problema central para que se respete el estado de Derecho en México se llama corrupción, declaró el senador sudcaliforniano ante empresarios de Los Cabos, al tiempo que se comprometió a impulsar los cambios legislativos tendientes a crear un sistema nacional anticorrupción. “Es un paso decisivo para limpiar a México”.

Acompañado del Diputado Arturo de la Rosa Escalante, ambos legisladores federales sostuvieron un diálogo con empresarios de todos los sectores del municipio de Los Cabos, con quienes abordaron temas económicos, políticos, de seguridad y corrupción.

También conversaron sobre la situación de ese destino turístico después del impacto del huracán Odile, así como las perspectivas de desarrollo actuales y las necesidades del empresariado local para continuar su crecimiento.

Ante la reiterada preocupación expresada por los asistentes sobre los altos niveles de corrupción y su afectación al desarrollo del país, Mendoza Davis indicó que la corrupción le cuesta a los mexicanos miles de millones de pesos. “Hay quienes señalan que puede ser hasta 10 puntos del Producto Interno Bruto nacional”.

“La corrupción no solo representa dinero que sale de nuestros bolsillos, y que afecta principalmente a las familias de menores ingresos, sino que llega a niveles como los observados en casos como el de Ayotzinapa, donde claramente la autoridad no solo estaba coludida con la delincuencia organizada, sino que la delincuencia misma era la autoridad” enfatizó el Senador, lo que no podemos permitir.

Agregó que el problema es de grandes dimensiones y va desde la mordida al agente de tránsito por alguna infracción, hasta casos millonarios que involucran transnacionales. “La corrupción no respeta nivel, clase social, ni género, se da en todos lados, a toda hora y lo peor de todo, es que nos afecta a todos”, expresó el legislador.

Mendoza Davis recordó que una de las principales armas contra de la corrupción es la transparencia, y apuntó que en los sexenios en los que gobernó Acción Nacional se crearon instituciones tan importantes como el Instituto Federal de Acceso a la Información, que puso en manos de la ciudadanía herramientas para conocer qué hacen los gobernantes y con ello fiscalizar su labor.

“Hoy no queremos cambios de forma, sino seguir con la línea de las grandes transformaciones del país que ha buscado Acción Nacional desde su fundación. Requerimos un sistema nacional anticorrupción que fortalezca a la Secretaría de la Función Pública, a la Auditoría Superior de la Federación, que se cree la Fiscalía Nacional Anticorrupción como institución autónoma, que involucre activamente a la ciudadanía y se construyan las herramientas que permitan evitar la impunidad sancionando a los corruptos. Esa es la prioridad actual de la agenda legislativa que impulsamos desde el Congreso de la Unión.”

About The Author